¿Qué dice el lenguaje corporal de los gatos? Ellos intentan comunicarse contigo

Tu gato comprende muchas de tus emociones. En esta nota conocerás acerca del comportamiento de tu felino y lo que trata de decirte con sus gestos.

Entender el lenguaje corporal de los gatos es muy complejo. No solo debemos fijarnos en la postura, sino también en una mezcla de todas ellas. Solo de este modo sabremos que nos trata de decir nuestra mascota.

Además, tampoco podemos comparar el lenguaje de estos animales con otras especies, pues a diferencia de los perros, los gatos suelen reprimir ciertas emociones, siendo incluso complicado advertir las señales que indican que un gato está enfermo. Así mismo, las señales de ambos animales son muy distintas. Tambien conoce por qué los gatos se acercan a tu rostro y cómo hacer que mi gato sea más cariñoso.

Por ello, hoy te hablaremos sobre el lenguaje corporal felino, explicándote qué significa cada postura y sus principales características.

LEE TAMBIÉN: ¿Cómo adiestrar a mi gato para que duerma de noche y me deje dormir?

CONOCE MÁS: ¿Por qué mi gato me muerde cuando estoy durmiendo?: ¿Qué lo provoca?

Comportamiento de los gatos

Existen algunos comportamientos de los gatos que solemos malinterpretarlos si lo comparamos con el lenguaje de un perro, aquí te mencionamos algunos:

El gato se pone panza arriba: Significa que tu felino te tiene confianza, además se siente relajado y protegido cuando está a tu lado.

El gato levanta las patas: Esto ocurre generalmente cuando le extendemos la mano. Luego de levantar las patas delanteras tratará de frotarse en nosotros. Es una señal de saludo y afecto.

El gato está agazapado: Si lo notas encorvado, listo para correr, algo lo inquieta a tu felino.

Spray de orina: Ocurre tanto en machos como hembras. Cuando el gato orina en todas partes y en pocas cantidades, puede indicar conducta sexual, estrés o marcaje.

Posturas de los gatos y su significado

Como podemos observar, las diferentes formas de comunicarse de un gato hacen imposible resumir todas las posturas que realiza, no obstante, te explicamos a continuación los más habituales:

Amigable: Cuando un gato se siente feliz y desea relacionarse con sus dueños, adoptará una postura relajada, junto a orejas hacia adelante y levantadas.

Inseguro: Observaremos que su postura esta tensa, acompañada de una cola totalmente recta, excepto la punta que está curva.

Relajado: Si se encuentra relajado realizará estiramientos y desviará la mirada sin preocupación.

Molesto: Un felino molesto adoptará una postura erguida y tensa, acompañada de una cola en constante movimiento, parecido al de una serpiente.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo cuidar de un gato recién nacido sin su madre?

MÁS INFORMACIÓN: ¿Desde qué edad los gatos pueden tener crías?

Contento: Un gato feliz mostrarás los mismos rasgos que un felino amigable, es decir, tendrá una postura relajada, con las orejas hacia adelante y cola levantada.

Irritado: Un felino que está enfadado lo hará notar a sus dueños u otros animales próximos a él. Su postura será recta junto a orejas hacia los lados y la cola recta con los pelos parados.

Asustado: un gato pasa de estar molesto a asustado por el hecho de que las señales que utilizó no le sirvieron o no pudo huir. en este caso el gato puede empezar a maullar gravemente.

Juguetón: un gato jugueton empleará varios movimientos en busca de atención. Puede mordisquear, arañar para que empieces a jugar con él.

¿Cuáles son las etapas de vida del gato?

Existen seis etapas de vida en gatos: gatito, joven, adulto, maduro, adulto mayor y geronte. En cada ciclo hay nuevos retos en cuanto a su salud. Por ello, es importante brindarle buena calidad de vida, cuidados y buena alimentación. 

Te puede interesar...

Notas Relacionadas